Cómo empezar a hacer cupcakes.

Sin duda alguna, lo más importante antes de empezar a hacer los cupcakes, es pensar cuales son nuestras pretensiones. ¿ Queréis hacer unos cupcakes especiales para un cumpleaños? ¿ Queréis poneros morad@s a cupcakes y esta es la mejor manera? ¿Os gusta el mundo de la repostería y queréis probar cosas nuevas? ¿Veis en la televisión  al Rey de las Tartas y queréis que se asombre al ver vuestros cupcakes?

Otra cosa muy importante es diferenciar que no se necesita lo mismo para hacer cupcakes, que tartas, que galletas decoradas. Hoy vamos a ver que necesitamos para hacer cupcakes, y más adelante veremos que necesitamos para hacer los diferentes tipos de dulces, ya que si bien luego muchas de las cosas estarán en común, para hacer cupcakes hacen falta menos materiales.
Yo os recomiendo que empecéis con el equipo básico, y probéis a hacer unos cupcakes, ya que imaginaos que os compráis todo el tinglado, y de repente os dais cuenta que no os gustan los cupcakes, o que la buttercream (crema de mantequilla) no es lo que pensabais, o simplemente que llevan más trabajo de lo que tardamos en comérnoslos y no os compensa, o que realmente os gusta más la cupcake tipo magdalena de toda la vida, por que con la crema os parece demasiado dulce.

Equipo básico

  • Bandeja de horno para cupcakes. 
Si no la ponemos se esparramarán al calentarse y quedarán con formas diferentes.
Puede ser de metal o de silicona y hay de varios tamaños. Las mías son de silicona, tengo una de tamaño pequeño, para 12 cupcakes, y dos de tamaño grande de 6 cupcakes.
El precio en las tiendas de las de metal son de 7,20 euros la pequeña y de 8 la grande de 12.
En el City Bazar de Pozuelo las encontramos más baratas, la pequeña 4 euros, y la grande 3 cada una.
Las del ikea, me las compré pero, no cometáis el mismo fallo que yo. Son como las camas,
Un dilema, de que material la compro, metal o silicona. En muchos sitios recomiendan de metal, ya que la silicona, si no sacas rápido la cupcake el papel se te puede quedar aceitoso de la mantequilla.
Pero lo bueno que tienen los moldes de silicona, es que cuando no los usas ocupan muchísimo menos espacio, y el resultado al final acaba siendo el mismo, teniendo el cuidado de sacar rápidamente los cupcake cuando salgan del horno de la bandeja.
  • Cápsulas:
Son los papeles que llevan los cupcakes, y aquí otra cosa muy importante es comprarlos del mismo tamaño que el molde (si, también la lié el primer día). Hay de todos los colores, tamaños y calidades.
Los de tamaño pequeño, los compre en Tiguer (http://www.tiger-stores.es/tiger_hogar/cocina/viste_tus_pasteles_1601198.html) 100 capsulas por 2 euros.
Los de tamaño grande, los compré en María Lunarillos (http://tienda.marialunarillos.com/21-capsulas-papel-tamano-estandar) Por que realmente, no los he encontrado en ningún sito, y me encapriché con unas capsulas de Papá Noel. Eran de la marca Willton, y lo que si os tengo que contar, que que sean de marca y cuesten 3 euros 50 capsulas, no quieren decir que sean mejores, ya que a decir verdad, me han dado mejor resultado las de Tiger.
  • Manga pastelera y boquillas:
Otro fallo de principiante, bueno aquí varios fallos de principiante, la verdad jajaja.
Me compré una pistolamanga pastelera en los chinos… no me ha valido de nada.
Compré en Ikea una manga pastelera que venia con un cortador de tartas y varias boquillas… y las boquillas eran muy pequeñas para hacer los cupcake (aun que sirve para otras decoraciones que ya os contaré más adelante)
La manga pastelera que me venia en el kit (exactamente venían dos) es de tela, y es la que he estado utilizando pero, por que ya la compré.
Consejo, aun que pensemos que ahorramos más reutilizando la manga, son un asco… la buttercream, es básicamente mantequilla, y se queda por fuera de la manga de tela toda la mantequilla que se sale de la tela.
Ante esto, hay varias opciones, desde comprar mangas desechables, hasta usar bolsas de un solo uso. En el Mercadona podéis comprar las bolsas para congelar pequeñas 40 unidades por 0,88 euros o grandes que vienen 30 bolsas por 0,93 euros.
Las boquillas, en principio os recomiendo que con que os compréis la 1M es suficiente, y
muy importante el adaptador para la boquilla. La mía es de la marca Willton, y el adaptador es el Willton grande.
Los compré en María Lunarillos también y me costaron las dos cosas 5 euros.
  • Tamiz
No os lo compréis ni de broma, soy un poco brutita, lo reconozco, pero me duro dos días. Comprad un colador finito y os hará el mismo efecto, o mejor. Si puede ser el colador del diámetro del bol es lo ideal, y si no más pequeño, pero nunca más grande.
  • Un bol para mezclar y batir:
Os sirve cualquiera que tengáis en casa, pero que sea hondo, ya que las recetas se hacen con azúcar glass o super fino, y salta que da gusto.
Si no tenéis bol y queréis comprar uno, en Ikea tenéis uno muy majo de cristal transparente por 2 euros, o uno más profesional con una goma anti adherente para que no se os resbale por 6 euros, pero vamos, que con que sea un bol profundo, sirve cualquiera.
  • Cucharas medidoras y o Bascula
Si vais a hacer los cupcakes de Alma, necesitáis la cucharita mededidora si o si, y en el Ikea vale el juego 1 euro http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/10233259/
Yo al principio hice todo con la cuchara medidora, sin bascula ni nada, y me salían ricos los cupcakes la verdad, pero he de decir que mi madre me regalo por mi cumpleaños una bascula digital, y ya no se vivir sin ella, encima puedo cambiar para que me pese en gramos, en litros o en onzas. La compró en Mediamarkt, el día sin Iva, pero para que os hagáis una idea, podéis comprar una bascula por unos 6 euros, no digital, o por unos 20-25 euros digital, y las tienen también en Ikea.
  • Batidora
Aquí viene lo más caro de todo el kit para hacer cupcakes.
Para la masa de las cupcakes, podéis batir perfectamente todo con varillas http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/50093172/ pero para la buttercream… es imposible si no tenéis batidora de varillas.
Yo al principio le pedí la batidora prestada a mi abuela, por que la mía no tenia varillas  pero la pobrecita no tiene mucha potencia y la voy a achicharrar, así que el sábado decidí comprar me una en Amazon.
La mía es esta http://www.amazon.es/gp/product/B005J49SNW/ref=oh_details_o00_s00_i00?ie=UTF8&psc=1, la elegí por la potencia y por la relación calidad precio, pero las tenéis desde 25 euros.
Si vais a hacer de vez en cuando cupcakes, o ya la tenéis  esta bien, pero tienen unos 300w/350w y se os calentará super rápido y tardareis más en subir la crema. Si habéis decidido que lleváis un pastelero dentro, os aconsejo que os compréis una que alcance mínimo los 450w, por que a la larga es una muy buena inversión. Para los que quieran hacer competencia al Rey de las Tartas, http://tienda.marialunarillos.com/kitchen-aid-en-stock/1247-kitchenaid-frambuesa.html os dejo la batidora de mis sueños, eso sí, no os de un infarto cuando veáis el precio (avisados estáis).
  • Rejilla para enfriar los cupcakes
Esto es algo que se puede comprar, pero yo he preferido usar la imaginación al poder.
Se puede poner la rejilla del horno con dos libros a los lados, para que no apoye en la encimera y circule el aire, pero en mi caso la rejilla tiene que estar puesta en el horno para que se sujete la bandeja, así que utilicé un cajón metálico del frutero, lo vacié y le di la vuelta, y así, hasta hoy.
Siempre podéis comprar una, pero aun que es algo imprescindible para que se enfríen los cupcakes, bizcochos  etc, es algo fácil de improvisar desde mi punto de vista.

  • Cosas que si las tenemos nos facilitan la vida, pero no son indispensables
 
La bascula, como os dije antes nos facilita mucho la vida, pero realmente, con las cucharas medidoras nos podemos apañar con ellas.
Las varillas, van bien para remover la masa, y no quemar tanto la pobre batidora.
La cuchara de los helados, sirve para poner la misma cantidad de masa en los moldes para cupcakes, pero vamos, que lo podemos hacer con dos cucharas y a ojimetro de toda la vida.
La lengua pastelera, 1 euro muy bien invertido en el Ikea, como buena Segoviana, me gusta rebañar toda la masa…
Una espátula, os he puesto al lado un cuchillo de cocina, para que veáis que más o menos es lo mismo
La rejilla, que ya hemos visto que con un poco de ingenio, podemos apañarnos con otras cosas
Descorazonador de manzanas, si pensáis hacer cupcakes rellenos, va bien, y si no, ni os molestéis.
Rodillo, lo he puesto aquí  por si vais a comprar los materiales, lo utilizaremos para decorar, pero igual algún purista de la repostería me mata después de decir esto, pero en los cupcakes, no hace falta rodillo. Son piezas tan pequeñitas de fondant las que utilizaremos que con la palma de la mano se puede aplanar perfectamente el fondant.
Lo que hay debajo del todo, es un mantel antiadherente, que compré en Ikea a juego con la espátula azul, pero realmente podéis utilizar para trabajar la fondant cualquier superficie en la que no se pegue la masa fondant, de la que os hablaré en la próxima entrada.
Espero que os sirva de ayuda. Por favor, si alguno sabéis algún truco mejor, conocéis una tienda para comprar los materiales mejores, o más baratos o simplemente tenéis alguna duda, también decírmelo  que entre todos podemos conseguir ser unos buenos pasteleros y no arruinarnos en el intento.
Esta semana escribiré otra entrada para contaros cuales son los materiales básicos para decorar los cupcakes, y después, estaremos listos para empezar a hacer nuestros primeros Dulces de Locura.
!Gracias a todos¡

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *