Tarta de Piña Colada

No os imagináis que ilusión me hace escribir este post, porque es la primera receta 100% experimental e inventada por mi, y lo mejor de todo es que me ha quedado riquísima.

Quería hacer una tarta de cumple para mi mejor amiga, y me acordé de esos Malibú con piña que nos tomábamos cuando salíamos de fiesta con 18 años, así que me puse manos a la obra.

Ingredientes para dos moldes de 20 cm:

 

Para el bizcocho:

– 325 gr de Harina.

– 2 Huevos Tamaño L.

– 175 gr de Azúcar.

– 90 gr de Aceite de Oliva Suave.

– 2 Cucharaditas de Levadura.

– 125 ml de Zumo de Piña.

– 100 ml de Ron.

– 225 gr de coco.

Para el almíbar:

– 100 gr de Azúcar.

– 100 gr de Zumo de Piña.

– 50 gr de Ron.

Para la Buttercream: 

– 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

– 300 gr de azúcar glass.

– Un poco de ron hasta conseguir la textura ideal.

La receta:

Lo primero que haremos el día de antes de hacer el bizcocho será pegarnos con el coco para abrirlo. Os dejo el enlace de un vídeo buenísimo de youtube de como abrir un coco y es bastante fácil.

En esta receta, el líquido que sale del coco no lo he utilizado, porque lo uso siempre para hacer arroz con coco, pero si no también lo podéis utilizar para conservar lo que os quede de coco o ponerlo en el bizcocho que quedará mucho más rico todavía.

Yo la piel marroncita finita del coco se la dejé, pero eso lo dejo a vuestra elección. Una vez que lo tengáis pelado, pesáis los 225 gr y con una picadora si tenéis, o si no, con un rallador, lo picáis lo más finito que podáis.

¿Lo puedo hacer con coco del que venden ya rallado?

Si, pero el coco que viene ya rallado es más seco, y seguramente deberiamos de incrementar los líquidos de la receta.

Dejamos el coco en remojo hasta el día siguiente con el ron para que macere en un bol, tapado con papel film.

Preparando el bizcocho:

Encendemos el horno para pre calentarlo a 175º y con un pincelito engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poquito de aceite de oliva suave (a parte del de la receta).

En un bol, mezclamos la harina tamizada y la levadura. Por otro lado batimos el aceite, azúcar, el zumo de piña y los huevos y cuando estén bien mezclados vamos añadiendo la mezcla de harina poco a poco. Cuando ya esté mezclado añadimos el coco que hemos dejado macerando toda la noche con el ron y mezclamos hasta obtener una masa consistente.

Vertemos la masa en los moldes y horneamos 1 hora y 10 minutos, hasta que al introducir un palillo en el centro del bizcocho salga limpio.

Mientras se hornea el bizcocho prepararemos el almíbar: En un cazo, ponemos el zumo de piña y el azúcar y calentamos hasta que hierva removiéndolo para que no se queme el azúcar. Una vez que haya hervido, lo retiramos del fuego y agregamos el ron. Lo dejamos templar hasta que vayamos a ponerlo en el bizcocho.

Dejamos enfriar el bizcocho, y lo cortamos por la mitad con la ayuda de una lira, y con un pincel lo bañamos con el almíbar para que el bizcocho quede más jugoso.

Para preparar la buttercream necesitaremos la batidora de varillas.  En un bol, ponemos la mantequilla que está a temperatura ambiente y la batimos a velocidad baja, hasta que quede a punto de pomada (blanda pero no desecha ) y le agregamos el azúcar glass. Cuando este todo mezclado de manera uniforme le agregamos un poco de ron hasta hallar la textura que queremos (si queremos colorante también este es el momento de agregarlo).

Yo lo decoré con fondant, pero ese ya será otro post que tengo pendiente, enseñaros a decorar las tartas, aunque desde que mi assistan tarta dimitió, me es muy difícil hacer fotos mientras hago la tarta para enseñaros. Intentaré engañarle algún día para que me ayude, que para algo es mi hermano pequeño…

Espero que lo podáis hacer en casa y lo disfrutéis, y por favor, si os gusta ¡decírmelo!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *